Dedicatorias, Frases

Frases para una amiga que falleció, murió y está en el cielo

Si bien cuando perdemos a alguien especial para nosotros nunca lo olvidamos, nos cuesta buscar la forma correcta de expresar lo que esa persona significó en nuestras vidas, mostrar nuestro amor y recordar los momentos vividos juntos. Es por ello que en el día de hoy les traemos un compilado de frases para una amiga que falleció, murió y está en el cielo. Las mismas te ayudarán a poner en palabras todo lo que sientes por dentro y te facilitará mostrarle al mundo tus sentimientos.

Frases para recordar a una amiga

1. Querida amiga, nunca serás olvidada y vivirás en nuestros corazones. Te amamos con todo nuestro corazón, descansa en paz.

2. En memoria de nuestra querida amiga fallecida: te extrañaremos con todo nuestro corazón.

3. Apreciaremos los recuerdos que tenemos de ti y te llevaremos hasta el final de los tiempos en nuestro corazones.

4. Hoy miramos hacia atrás y lamentamos el fallecimiento de nuestra querida amiga. Nunca serás olvidada, te llevaremos en nuestros corazones hasta el final de los tiempos.

5. Puede que te hayamos perdido, pero tu espíritu sigue vivo mucho después de que te fuiste. Te extrañaremos amiga!

6. Hoy quiero hacer un brindis para recordar a una de las personas más importantes de mi vida, mi mejor amiga. Descansa en paz querida!

7. Como dice la famosa frase: «No llores porque se acabó; sonríe porque sucedió»- Dr. Seuss

8. Siempre recordaremos toda la alegría que trajiste a nuestra vidas, y lo feliz que eras día a día. Te extrañaremos mucho amiga!

9. Los recuerdos que hicimos y a los que nos aferramos servirán como un recordatorio de cuán bendecidos fuimos de tenerte en nuestras vidas.

10. Tengo muy buenos recuerdos de ti y no puedo creer que te hayas ido. Rezo para que estés en paz, te quiero amiga.

11. En la memoria de alguien que tocó tantas vidas y trajo tanta felicidad. Que descansen en paz amiga!

Dedicatorias bonitas para una amiga

12. Hoy es un día ideal para recordar la vida de mi querida amiga y los momentos que compartimos juntas. Te extrañamos como nadie y espero que estés en el cielo mirándonos y cuidándonos.

13. Recordaré a mi amiga hasta el fin de los tiempos. Ella siempre estará conmigo pase lo que pase, lo sé.

14. Hoy quiero recordar a la mujer verdaderamente asombrosa que fue mi mejor amiga y cuánto la extraño. Descansa en paz!

15. En memoria de mi mejor amiga, que descanses en paz y que tu legado viva para siempre. Te amamos!

16. Te echo de menos, amiga. Eras como ninguna otra, y no sabes lo importante que eras para mi.

17. Aun no puedo creer que te hayas ido, pero como dice la frase: «Dondequiera que haya estado un alma hermosa, hay un rastro de hermosos recuerdos» – Ronald Reagan

18. No puedo ni olvidaré todo lo que hiciste por mí. Los recuerdos de ti nunca se desvanecerán, te extrañaré mucho amiga.

19. No hay amor como el que tu me diste, y nadie jamas podrá igualarlo. Haré todo lo que pueda para honrar tu memoria, amiga. Te amo mucho!

20. En memoria de la amorosa mujer que me ayudó a ser quien soy hoy: mi mejor amiga. Tu recuerdo y todo lo que hiciste por nosotros será una luz brillante para todos los que te conocieron. Fuimos bendecidos más allá de las palabras por haberte tenido como parte de nuestras vidas.

21. Te extraño más de lo que las palabras pueden decir y desearía que todavía estuvieras aquí todos los días. Hasta pronto querida amiga!

22. Descansa en paz amiga. Tu recuerdo vivirá en nuestros corazones y estará conmigo y con los demás para siempre.

23. Decir adiós fue muy difícil amiga, pero aprecié cada segundo que pasé contigo y me guardare muchos recuerdos de todas las risas que tuvimos juntas.

Palabras para una amiga que falleció

24. Dejas atrás algunos de los recuerdos más preciados que tengo amiga. Siempre serás parte de mi, te amo.

25. Tu legado sigue vivo en nosotros, y jamas te olvidaremos amiga. Te llevaremos siempre en nuestros corazones.

26. Extrañaré todo lo que hiciste por mí, amiga. No puedo describir lo mucho que trajiste a mi vida y lo que te amo.

27. Los recuerdos que tenemos de ti siempre estarán ahí, asegurándonos de que nunca los olvidemos. Te amamos amiga, esperamos que descanses en paz.

28. En memoria de nuestra amada amiga. Tuvimos la suerte de tenerte y apreciar cada momento que pasamos juntas. No sabes lo mucho que te extrañaremos!

29. A la memoria de una mujer tan querida y especial, una que me hizo más feliz de lo que pensaba que podría ser: mi mejor amiga. Descansa en paz, te llevaré siempre en mi corazón.

30. Siempre recordaremos tu vida llena de amor, felicidad y risas. Eres una de las mejores personas que tuve en mi vida, y como dice esta famosa frase: «Él amaba y fue amado. Dos caminos se bifurcaban en un bosque, y yo – yo tomé el menos transitado, y eso ha marcado la diferencia» – Robert Frost

31. Querida amiga, sin dudas eras única en tu clase y trajiste un gozo incalculable a todas nuestras vidas. Te extrañaremos mucho!

32. Los recuerdos que dejaste atrás los atesoraré y los conservaré para siempre. Te amo y te extraño mucho amiga.

33. Eras más que mi amiga, eras como una hermana para mi. Atesoro todo lo que hiciste por mí y rindo homenaje a la mujer más inteligente y preciosa que jamas existió. Te extrañaremos mucho!

34. No hay palabras para lo mucho que te extraño amiga. Recordaré todos nuestros tiempos juntos con tanta felicidad. Descansa en paz!

35. En memoria de una mujer cuya vida tocó a tantos. Querida mejor amiga, espero que descanses en paz y nos cuides desde lo alto.

36. Guardo esos maravillosos recuerdos de ti como un recordatorio de la amiga que eras. No pasa un día no te extraño!

37. En memoria de alguien que me inspiró, guió y ayudó a convertirme en la persona que soy hoy: mi mejor amiga. No sabes cuánto te amo y te extraño!

38. Tal como dijo Thomas Campbell en su frase célebre: «Vivir en los corazones que dejamos atrás no es morir»

Poemas para recordar una amiga fallecida

La belleza y la muerte de Víctor Hugo

La belleza y la muerte son dos cosas profundas,
con tal parte de sombra y de azul que diríanse
dos hermanas terribles a la par que fecundas,
con el mismo secreto, con idéntico enigma.

Oh, mujeres, oh voces, oh miradas, cabellos,
trenzas rubias, brillad, yo me muero, tened
luz, amor, sed las perlas que el mar mezcla a sus aguas,
aves hechas de luz en los bosques sombríos.

Más cercanos, Judith, están nuestros destinos
de lo que se supone al ver nuestros dos rostros;
el abismo divino aparece en tus ojos,

y yo siento la sima estrellada en el alma;
mas del cielo los dos sé que estamos muy cerca,
tú porque eres hermosa, yo porque soy muy viejo.

Seguir adelante

Puedes llorar porque se ha ido o reír porque ha vivido
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado
Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver o puede estar lleno del amor que compartiste
Puedes llorar cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda o puedes hacer lo que le gustaría a esa persona: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir adelante.

Amor Eterno de Gustavo Adolfo Bécquer

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

Recuérdame de David Harkins

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes
sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos
y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha
dejado;
tu corazón puede estar vacío
porque no lo puedes ver,
o puede estar lleno del amor
que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el
vacío y dar la espalda,
o puedes hacer lo que a ella le gustaría:
sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.

Caverna de José Emilio Pacheco

Es verdad que los muertos tampoco duran
Ni siquiera la muerte permanece
Todo vuelve a ser polvo
Pero la cueva preservó su entierro
Aquí están alineados
cada uno con su ofrenda
los huesos dueños de una historia secreta
Aquí sabemos a qué sabe la muerte
Aquí sabemos lo que sabe la muerte
La piedra le dio vida a esta muerte
La piedra se hizo lava de muerte
Todo está muerto
En esta cueva ni siquiera vive la muerte.

Qué costumbre tan salvaje de Jaime Sabines

¡Qué costumbre tan salvaje esta de enterrar a los muertos!, ¡de matarlos, de aniquilarlos, de borrarlos de la tierra!
Es tratarlos alevosamente, es negarles la posibilidad de revivir.

Yo siempre estoy esperando a que los muertos se levanten, que rompan el ataúd y digan alegremente: ¿por qué lloras?

Por eso me sobrecoge el entierro. Aseguran las tapas de la caja, la introducen, le ponen lajas encima, y luego tierra, tras, tras, tras,
paletada tras paletada, terrones, polvo, piedras, apisonando, amacizando, ahí te quedas, de aquí ya no sales.

Me dan risa, luego, las coronas, las flores, el llanto, los besos derramados. Es una burla: ¿para qué lo enterraron?,
¿por qué no lo dejaron fuera hasta secarse, hasta que nos hablaran sus huesos de su muerte?
¿O por qué no quemarlo, o darlo a los animales, o tirarlo a un río?

Habría que tener una casa de reposo para los muertos, ventilada, limpia, con música y con agua corriente.
Lo menos dos o tres, cada día, se levantarían a vivir.

Significas Tanto de C. Mitchell

Significaste tanto para todos nosotros
Eras especial, no miento
Iluminaste los días más oscuros
Y los cielos más nublados.

Tu sonrisa alegraba nuestros corazones
Tu risa era como escuchar música
Daría absolutamente cualquier cosa
Por tenerte bien y aquí cerca.

No pasa ni un segundo
Que no estés en nuestras mentes
Tu amor nunca olvidaremos
Del dolor con el tiempo sanaremos.

Muchas lágrimas ví y lloré
Como el caer de la lluvia
Sé que estás feliz ahora
Y el dolor ya no te agobia.