Dedicatorias

Dedicatorias, poemas y frases a un hijo fallecido

Reflexionar sobre su pérdida y reavivar los buenos recuerdos que tuvo con la persona puede ayudarlo a crear mensajes notables que le permitan honorarlo y recordarlo tal como se lo merece. En caso de que no pueda expresar sus sentimiento en palabras, aquí les dejamos una serie de dedicatorias, poemas y frases a un hijo fallecido para facilitarle un poco este difícil momento.

Frases a un hijo fallecido

1. No recuerdo cuándo fue la última vez que lloré tanto. Has dejado unos hermosos recuerdos que nunca se desvanecerán de mi corazón. ¡Descansa en paz hijo!

2. No sé cómo consolar mi corazón afligido por tu partida. Sé que el duelo no es la mejor manera de despedirme de ti, ¡pero no sé cómo controlarme! Te amaré simple hijo.

3. Te extrañaremos por siempre y para siempre. Los hermosos momentos que compartiste con nosotros siempre hablarán de la gran persona que fuiste. ¡Descansa en paz hijo!

4. Murió ese día porque su cuerpo había cumplido su propósito. Su alma había hecho lo que había venido a hacer, había aprendido lo que tenía que aprender y luego estaba libre para irse. Descansa en paz hijo!

5. Sé con certeza que nunca perdemos a las personas que amamos, ni siquiera el día de su muerte. Continúan participando en cada acto, pensamiento y decisión que tomamos. Su amor deja una huella imborrable en nuestros recuerdos. Encontramos consuelo al saber que nuestras vidas se han enriquecido al compartir su amor. Descansa en paz querido hijo!

6. Te has ido pero no te hemos olvidado. Aunque estemos separados, tu recuerdo vive dentro de mí, para siempre en mi corazón. Te extrañaremos mucho querido hijo!

7. Nunca estamos listos para decir adiós para siempre, aunque sabemos que es parte de la vida. En este día, nuestros corazones están apesadumbrados por perder a alguien tan especial, pero también celebramos tu vida mientras lloramos tu muerte. Descansa en paz hijo.

8. Siempre parece que tenemos todo el tiempo del mundo, solo para darnos cuenta de lo fugaz que es. Ojalá tuviéramos más tiempo para hacer y decir las cosas que guardamos para más adelante, que, junto con usted, se han ido para siempre. Prometo mantenerte vivo en mis recuerdos. Eras más que un hijo, descansa en paz.

9. Con tu cariño dominaste los corazones de las personas que te rodean y también lo harás en el paraíso. Lamentamos mucho que hayas decidido partir, te extrañaremos hijo.

10. Ahora solo tengo tus recuerdos para el resto de mi vida. No tengo palabras para expresar mi dolor. Le pido a Dios que traiga paz y consuelo a mi familia en este momento. Descansa en paz hijo.

Dedicatorias para un hijo maravilloso

11. Todavía no puedo creer el hecho de que no te tendré más a mi lado en la vida. Me entristece escuchar la noticia de tu prematura muerte. Extiendo mis pensamientos y sentimientos a toda mi familia. Descansa en paz, hijo.

12. Realmente extrañaré la brillante sonrisa que me alegraba cada día. Es difícil creer que ya no estarás entre nosotros. Oro para que tu alma descanse en paz querido hijo.

13. Descansa en paz hijo. Me temo que tu partida esta vez resultará en la separación más larga entre nosotros. Pero no derramaré lágrimas, porque irás a un lugar mejor donde nos volveremos a encontrar.

14. Ya no puedo oírte reír ni cantar, pero creo que cada viento que pasa por mis oídos es un mensaje para mí de que tu alma está en un buen lugar. Descansa en paz hijo.

15. Descansa en paz hijo, sabemos que estás en un lugar mejor, y un día nos volveremos a encontrar. Te extrañaremos mucho!

16. Dios tiene ahora un amigo precioso y amoroso a su lado. En las arenas del tiempo, has dejado tus huellas de gloria. Todo el mundo sabrá tu nombre, querido hijo, y recordará tu historia.

17. Mil palabras no te traerán de vuelta, lo sé porque lo he intentado; tampoco mil lágrimas, lo sé porque he llorado. Atesorado en mi corazón, te quedarás hasta que nos volvamos a encontrar algún día. Descansa en paz querido hijo.

18. No puedo contener las lágrimas. No era justo que tu vida tuviera que acabar. Siempre te mantendré en mi corazón. Descansa en paz querido hijo.

19. El brillo de tus ojos, el brillo de tu sonrisa, la bondad de tu alma siempre permanecerán en nuestros corazones porque eras una joya de persona. Perderte es sin duda una dolor significativo para todos nosotros. Siempre te echaremos de menos, descansa en paz hijo.

20. El destino está más allá de tu control, y dejarte ir así fue lo más desafiante que pudo suceder. Aunque ya no estés con nosotros, siempre te mantendremos vivo en nuestras charlas, en nuestros recuerdos, en nuestro corazón y en todo lo que compartimos. Descansa en paz hijo!

Poemas para recordar a un hijo

Poema «Con tu recuerdo viviré» de autor desconocido

Cada día que pasa,
recuerdo más tu voz,
también tu mirada triste,
pero también llena de amor,
siempre te llevo en mi mente,
y por siempre estarás en mi
corazón.

Me dejaste muy pronto,
y aunque sé que con Dios estas,
yo esperare el momento,
de tu mejilla, volver a besar.

Recuerdo siempre tu mirar,
que fue un regalo a mi existir,
mis sacrificios hiciste pagar,
solo al verte sonreír.

Se que mis Oraciones a Dios,
y mi amor de madre,
permitirán que en el cielo,
te pueda encontrar,
para seguir dándote mi amor,
para toda la eternidad,
y volver a escuchar de tus labios,
la palabra Mamá.

Poema «Quiero irme contigo hijo» de Laura Santiago

Cuando la noche llega el dolor me domina,
ya no tengo el consuelo de su voz cantarina,
ya no tengo los besos de su boca risueña,
ya no tengo sus risas ¡me dejó mi pequeño!

Me dejó, lo recuerdo con angustia infinita
y mi memoria sangra y mi fe se marchita,
¡hijo, yo quiero irme contigo!
¡quiero verte y otra vez en mis brazos, tenerte!
¡hijo mío! tesoro de la vida…
te arrebató la muerte, villana y tenebrosa
al claror impreciso de trágica alborada;
te arrebató despacio, cautelosa, silenciosa…

¡Hijo..! acude a mis ojos en raudales el llanto
me horroriza la noche; siento infinito espanto
arde mi rostro… sufro… me palpitan las sienes
y te llamo, te llamo… pero tú ya no vienes
tú yaces en el sitio donde todo reposa
en el frío y oscuro recinto de tu fosa
tú, el que eras muñeco de divinos colores
a la tierra volviste bajo un montón de flores
y al cubrirse tu fosa, con la tierra que echaban
al enterrar tus restos mi alegría enterraban…

¡Nenito, mi nenito! yo quiero irme contigo
vivir sin esperanza es el mayor castigo
en el mundo tengo quien me alienten a vivir
tus hermanitos…pero…
yo quiero irme contigo, muñequito.

Epitafios para mi hijo

21. Si las lágrimas pudieran construir una escalera y los recuerdos un camino, caminaría hasta el cielo y te llevaría a casa de nuevo. Descansa en paz hijito!

22. Hijo, tu muerte me ha enjaulado en dolor, agonía y miseria. Pero no me importa sufrir; al menos sé que estas en un mejor lugar. La muerte nos ha robado lo mejor de nosotros, pero no ha extinguido la luz. El fuego seguirá ardiendo por siempre, descansa en paz hijito.

23. Nunca nos hijomos adiós por que estábamos destinados a ser cómplices para siempre. Estarás en mi corazón por el resto de mi vida. ¡Descansa en paz hijo!

24. Fuiste una gran persona y una bendición para mucha gente. Siempre te extrañaremos. Los maravillosos momentos que compartiste con nosotros serán recordados para siempre. ¡Descansa en paz hijo!

25. Incluso si sabemos que es parte de la vida; nunca estamos listos para decir adiós para siempre. En este día, nuestros corazones están tristes por perder a alguien tan querido. No solo estamos de luto por tu muerte, sino también celebrando tu vida. ¡Que descanses en paz hijito!

26. Sé que has dejado la tierra y mi corazón está apesadumbrado por el dolor. Pero también sé que algún día estaremos unidos allí arriba en el cielo. Así que espérame, querido hijo.

27. ¿Podrías volver y quedarte un rato? Quiero escuchar tu voz y verte sonreír. Quiero compartir tus bromas y chistes tan solo un momento más. Te extrañaremos mucho hijo!

28. No hay nada que sea invencible para un alma tan enérgica como tú … sin embargo, te inclinaste a la muerte para honrar a Dios y su voluntad. Descansa en paz, querido hijo.

29. Los recuerdos junto a ti durarán para siempre. Me quedo sin palabras durante este doloroso momento y no sé qué más hacer para volver a tenerte a mi lado. Te voy a extrañar mucho hijo, lamento tu partida.

Palabras para un hijo que falleció

30. Estarás por siempre en mi corazón querido hijo. No sabes cuánto lamento tu partida. Te extrañaremos las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

31. Que el amor y la misericordia de nuestro Señor le sean otorgados a mi familia durante este desafortunado momento. No sabes lo mucho que te extrañaremos querido hijo, te has ido tan pronto que aun no lo podemos creer.

32. ¿Por qué tenías que irte? ¿Por qué la vida es tan cruel? Ojalá pudieras quedarte con nosotros para siempre, querido hijo. Descansa en paz.

33. Como te has ido, querido hijo, junto contigo se va una parte de mí. Te extrañaremos todos los días de nuestras vidas. Descansa en paz.

34. Adiós por ahora hijo, creo más que nunca que algún día te volveré a ver y nunca te dejaré ir. Descansa en paz y espérame que ya pronto estaré a tu lado.

35. No puedo contener las lágrimas. No era justo que tu vida tuviera que acabar. Siempre te mantendré en mi corazón. Descansa en paz, querido hijo.

36. No eras solo mi hijo, fuiste mi confidente y mi fuente de inspiración y motivación. Aunque no podamos verte de nuevo, siempre estarás vivo y sonriendo en nuestros recuerdos y corazones. Que tu alma descanse en paz.

37. Puedo olvidarme de todo, pero nunca podré olvidarme de ti, hijo. Fuiste lo mejor de mi vida, la única verdad en ella. Te extrañaré mucho, descansa en paz.

38. Apenas puedo dejar de llorar. Nunca esperé que nuestro vínculo se hiciera tan fuerte; de hecho, la sangre es más espesa que el agua. Permanecerás en mis pensamientos para siempre. Descansa en paz hijo.

39. Ahora solo tengo los recuerdos de mi hijo para vivir. No tengo palabras para expresar mi dolor. Le pido a Dios que traiga paz y consuelo a nuestra familia en este momento. Descansa en paz.